Partes

Supongo que en mayor o menor medida, lo que somos lo somos por partes. En parte puede que seamos parecidos a alguien, o inspirados en alguien. Y cada quién tiene su mayor o menor medida en la cantidad que interfiere entre lo que somos y su parte de parecido. Lo natural es parecernos a bien. Lo que acostumbra a quedar es lo bueno de cada uno. Darse cuenta de ello y agradecer cada parecido con gestos o esplícitamente a aquellos que nos lo proporcionan es bonito cuando realmente cobra el valor que significa. De una pintada en la pared, de una mirada, de un momento sobre la arena de la playa, de una decisión precipitada, de unas líneas o tal vez de una espera. De todo lo que nos rodea estamos conformados. Por eso lo que algún día nos rodeó nos compone, y así es como reflexionando podemos advertir que sin querer recordaremos el presente para seguir siendo mejores cada día, aunque no encontremos dueños de todos los trocitos que nos componen vale la pena agradecerlo teniendo en cuenta que nada del presente es sin el pasado; y por tanto valorar el presente como futuro en potencia.

3 Disquisiciones :

laura dijo...

Y puede ser que simplemente el presente sea una parte del pasado y nosotros los mismos moviéndonos por el tiempo como en un tablero de ajedrez?

Javier Gómez dijo...

Opino como tú, que lo que somos está formado por nuestras propias vivencias, el lugar donde vivimos, la gente con la que nos juntamos. Un abrazo.

Petita dijo...

somos un gran puzzle compuesto de pequeñas piezas de un pasado que nos trae a este presente, sin saber qué piezas van a cambiar o se van a añadir en un futuro.

demasiado tiempo sin visitarte, ¡espero que vaya todo bien!

Contadores Gratis
Safe Creative #0807160079743